MERCADO LABORAL SE RECUPERA LENTAMENTE

Según los resultados de la Encuesta de Ocupación y Desocupación en el Gran Santiago (EOD) correspondientes a diciembre de 2020, el mercado laboral muestra señales de recuperación, pero a una baja velocidad. Asimismo, la tasa de desempleo sigue más alta que el promedio de los últimos veinte y diez años (9,4 y 7,9%, respectivamente).

 

El estudio del Centro de Microdatos de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile -cuya semana de referencia fue aquella comprendida entre el 29 de noviembre y el 5 de diciembre de 2020- indica que la tasa de desempleo fue de 11,5%, equivalente a una baja de 1,3 puntos porcentuales (pp) respecto a septiembre de 2020 y a un alza de 2,7 pp comparada con diciembre de 2019.

 

La tasa actual de desempleo significa que hay 399 mil personas desocupadas en el Gran Santiago, es decir, un aumento de 26,3% en un año. La Directora Ejecutiva del Centro de Microdatos, Lorena Flores, explicó que esta variación anual responde a una caída de 5,86% en el empleo total, junto a una disminución de 3,02% en la fuerza de trabajo. No obstante, Flores recalcó que ésta es la tercera medición consecutiva en la que se advierte una baja sostenida en la tasa de desocupación.

 

Al distinguir por género, la tasa de desempleo masculina llega a 10,5% y la femenina a 12,8%. Por primera vez, durante la pandemia, las mujeres superan a los hombres en desempleo debido a que ellas aumentaron levemente su participación en el mercado laboral. El análisis por rango etario muestra que los jóvenes (14 a 24 años) son quienes presentan la mayor tasa de desempleo (25,7%), en contraposición con las personas de 25 a 54 años que alcanzan un 11,2% y los de 55 años y más que sólo llegan a 6,9%.

 

Por otra parte, Lorena Flores señaló que más relevante aún es que la tasa de ocupación se sitúa en 51,8% -representando algo más de tres millones de ocupados- este porcentaje representa un alza de 1,5 pp en tres meses y una caída de 6,2 pp respecto a diciembre de 2019. Los cambios se deben, fundamentalmente, a la caída de los inactivos (0,9 pp) y de los desocupados (0,7 pp). La tasa de ocupación de las mujeres es similar a la de 2010, en tanto, la de los hombres es más cercana a la del principio de la década de los 2000.

 

Esta medición de la EOD muestra que la tasa de participación es de 58,6%, más baja que todos los registros de 2019, pero 0,9 pp sobre la observada en septiembre de 2020. El desglose por género indica que la tasa de participación laboral femenina se ubica en el mismo nivel que en 2013, en cambio la tasa de participación masculina es menor a la de los últimos 20 años.

 

En cuanto a los desocupados es importante señalar que el 89,9% corresponde a cesantes, es decir, personas que han trabajado previamente de forma remunerada. Mientras tanto, el empleo asalariado, tuvo una caída de 4,3% en doce meses y un alza de 4,7% en el trimestre. En tanto, el empleo independiente sigue el mismo patrón: cayó en comparación con el año anterior (10,3%) y subió en tres meses (10,5%).

 

Respecto al crecimiento del empleo, la EOD refleja caídas anuales tanto en las actividades productoras de bienes (Construcción e Industria manufacturera) como también en las actividades productoras de servicios.

 

Debido a la pandemia, durante 2020 se masificó el teletrabajo. La proporción de mujeres que ocupa esta modalidad es mayor a la de hombres, pero en términos absolutos, la cifra sigue bajando y hoy se ubica en 14,5%, una disminución de 5,2 pp en tres meses.

Informe EOD diciembre 2020

Presentación EOD diciembre 2020